¿Qué ver en Netflix? (16 – 30 abril)

1) What We Do In The Shadows
2) Blue Jay
3) Black Swan

Antes de cualquier otra cosa asumo que ya vieron la selección de la edición 70º del Festival de Cine de Cannes para poder seguir leyendo este post. ¿No? Conózcanla aquí porque el festival será dentro de poco (17 al 28 de mayo) y ¿de qué más vamos a hablar en mayo? Yo ya estoy mordiéndome las uñas con las 49 películas que presentará en sus distintas categorías y espero que las distribuidoras entren en razón y nos traigan la mayoría a nuestras salas de cine.

De las películas que están en competencia, no sé cuál de estas cuatro me tiene más emocionada: Si “The Killing of a Sacred Deer”de Yorgos Lanthimos, el director de “The Lobster” (2015), una de mis películas favoritas recientes; “The Beguiled” de Sofía Coppola, quien desde “Marie Antoinette” (2006) no saca nada chévere pero todavía le tengo de fe; “Okja” de Bong Joon-ho y protagonizada por mi amor Tilda Swinton; o “Happy End” de Michael Haneke, uno de esos directores que hay que aplaudir de pie.

Mientras esperamos para verlas, Netflix es nuestro salvador de los tiempos muertos. Me gusta recibir recomendaciones de ustedes que pongo en el watchlist y que voy viendo sistemáticamente con el fin de saber cuáles clasifican en el post semanal. Tengo un método muy serio para la elección que hago cada semana: “esto lo quiero ver, esto no”, a no ser que estemos maratoneando ciclo de directores pero eso es otro capítulo. El blog finalmente se alimenta no sólo de mis gustos sino también del de sus lectores y les doy gracias por las sugerencias que he recibido por correo y redes sociales en estos días. Recuerden que todos los domingos en la noche publico las recomendaciones de Netflix y que se pueden suscribir para que les llegue un correo electrónico cada vez que sale algo al aire.

P.D.: Espero que hayan visto la hermosa ilustración que mi amigo López hizo para el blog. ¿Les gusta?

Mis recomendados de Netflix de la semana son:

final2.indd

What We Do In The Shadows / Jemaine Clement, Taika Waititi / falso-documental / 2014 

Como les conté aquí ando obsesionada con las películas de vampiros y ante la saturación de historias en los últimos años es difícil encontrarse con propuestas novedosas. “What We Do In The Shadows” lo es y me alegra saber que una mente como la de Taika Waititi (“Hunt For The Wilderpeople”, 2016) está al frente de ella. Además, siendo tan difícil encontrar una comedia que dé risa, les digo que yo era una sola carcajada cuando la vi.

Este falso-documental sigue a Vladislav (Jemaine Clement), Viago (Taika Waititi), Deacon (Jonathan Brugh) y Petryr (Ben Fransham), cuatro vampiros de diferentes edades que comparten un apartamento en Wellington, Nueva Zelanda. Lejos del mito y la grandilocuencia, la cámara nos muestra los dramas de su cotidianidad: quién lava los platos, quién se encarga de limpiar la sangre de las víctimas, a qué sitio van a ir cazar, cómo se van a vestir, cuáles son las reglas de la casa con la llegada del quinto miembro, Nick, y su amigo humano, Stu. Un sinfín de micro problemas que tendrán que ir resolviendo a la par de enseñarnos un mundo que creemos conocer.

Escrito con inteligencia, rigor e ironía, “What We Do In The Shadows” es un aire refrescante en medio de un género tan desgastado.  La seriedad con la que los directores y actores se toman la historia la hace creíble y divertida. Nada sobra, nada falta, y al final uno queda con la idea de lo pésimas que son las papas fritas para los vampiros. Una joya.

Microgestos que harás cuando la veas:

what_we_do_in_the_shadows_gif

blue_jay_poster

Blue Jay / Alex Lehmann / película / 2016 

Van a creer que tengo una alerta que me avisa sobre lo más reciente de Sarah Paulson en Netflix. No puedo evitarlo, soy su fan.

“Blue Jay” les atravesará el corazón, en especial si han tenido un amor que no pudo ser por falta de madurez. Me recordó mucho la trilogía “Before” de Richard Linklater y si a ustedes les gustó tanto como a mí les aseguro que disfrutarán esta película.

Jim (Mark Duplass) y Amanda (Sarah Paulson ❤ ) son ex-novios que se encuentran en un supermercado, experimentan las incomodidades de toparse de nuevo y, aun así, quedan para tomarse un café. La diplomacia, las frases de cajón – “estoy bien”, “todo marcha perfecto”, “soy feliz”- y la distancia entre los cuerpos se desdibujan cuando acceden a ir a la casa de él. Ahí, solos los dos, reconstruyen las fantasías sobre su pasado como si el tiempo no pesara y todavía existiera el nosotros.

Ambos actores nos llevan por un viaje genuino, cargado de nostalgia, sobre lo que significa reabrir una vieja herida. ¿Hasta cuándo dura el amor? ¿Hasta cuándo se puede decir que esa es la persona que más nos conoce? ¿En esencia seguimos siendo los mismos? Cuando la vean los diálogos y la familiaridad entre los personajes los hará pensar “yo también he estado ahí”.

Microgestos que harás cuando la veas:

blue_jay_gif

black_swan_poster

Black Swan / Darren Aronofsky / película / 2010 

Con la ecuación Darren Aronofsky, Natalie Portman, Vincent Cassel y Winona Ryder sólo babeo. Estoy segura que muchos ya han visto esta película pero dense el placer de repetirla y encontrarle nuevos significados. Es muy buena. Y si no la han visto, ¿qué esperan?

Nina Sayers (Natalie Portman) es una bailarina de ballet que aspira a protagonizar la próxima pieza de la compañía donde trabaja, en parte para complacer a su posesiva madre. Han sido cuatro años de ser milimétrica en sus movimientos y esclava de la disciplina pero le cuesta entender por qué el director Thomas Leroy (Vincent Cassel) no la elige para un papel principal, especialmente ahora que Beth (Winona Ryder), la gran estrella, se retira del escenario.

La siguiente obra que se somete a audición es “El lago de los cisnes” de Tchaikovsky. Thomas busca a una bailarina capaz de interpretar la dulzura del cisne blanco y la sensualidad del cisne negro. Nina tiene la técnica pero no el descontrol. Cuando llega Lily (Mila Kunis) como reemplazo de otra bailarina, la vida de Nina se desestabiliza porque ella es su opuesto, la detesta y le atrae, y eso la empuja a un delicado estado mental y emocional.

El gran mérito de Aronofsky/Portman es retratar los excesos del ballet clásico por medio de una protagonista que se exige ser perfecta y que sufre una metamorfosis. A medida que avanza, la película gana tensión y habitamos un universo exaltado por la obsesión, la paranoia, la autodestrucción y una delirante oscuridad.

Microgestos que harás cuando la veas:

black_swan_gif

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    Blue Jay, guiño guiño.

    Le gusta a 1 persona

      1. Anónimo dice:

        La tengo que ver ya mesmo.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s