Las 20 mejores películas de 2016 proyectadas en salas colombianas

Este iba a ser mi último post de 2016 pero terminó siendo el primero del 2017 porque diciembre atenta contra la disciplina y las vacaciones hay que respetarlas. Me alegra poder compartir con ustedes lo mejor que vi en la cartelera colombiana (tanto en salas comerciales como en festivales) con un listado que habla de mi experiencia como público. Yo no soy ni experta ni crítica ni tengo esos rótulos ostentosos de los que la gente se ufana, soy alguien que ve películas y series hasta que le sangren los ojos por simple gusto. De hecho, creo que hay una pose muy cansona en la crítica de cine y es creer que todo lo de Hollywood está mal y lo independiente es maravilloso. O al revés.

Por eso, las películas sobre las que leerán aquí fueron las que más me sacudieron durante el año, las que todavía permanecen en mi memoria, las que quiero repetir. No pondré nada de lo que vi en streaming pirata porque siento que haría trampa. Escribí de las 20 mejores películas (para mí) que fueron proyectadas en salas colombianas, teniendo en cuenta que 316 películas fueron estrenadas en Colombia en 2016.

Hoy aplaudo muchísimo al cine independiente y a la televisión, especialmente a Netflix. No alcancé a hacer un post aparte sobre las series pero las que seguiré viendo en el 2017 son: Stranger Things, Game of Thrones, Black Mirror, House of Cards, Orange Is The New Black, The Crown, Jessica Jones, Westworld, The OA y Mr. Robot.

Gracias a todos los que han estado conectados con lorenamafi.com, han leído, votado, comentado, discutido, recomendado, compartido. Este proyecto cogió más forma en 2016 y se ha venido transformando gracias a varios amigos y a ustedes, los lectores.

Y ya que seguimos en época de listados, este es mi top 5 de posts más leídos durante 2016:
5. Lo que pensé al ver Gilmore Girls: un nuevo año (por capítulos)
4. Guía para entender Lemonade de Beyoncé
3. Las 5 películas para ver en la Semana del Cine Colombiano
2. ¿Qué ver en Netflix? (5-11 junio) 
1. Las 5 películas para ver en el Festival de Cine Francés

Las 20 mejores películas de 2016 proyectadas salas colombianas fueron:

the_witch_poster

20. The Witch – Robert Eggers (Estados Unidos)

Robert Eggers se estrenó en el género con una historia ambientada en la Nueva Inglaterra de 1630 y en la que se inspiró luego de hacer una investigación exhaustiva sobre brujería. Incluso, los diálogos de los personajes fueron extraídos de documentos de exorcismos y juicios a brujas, lo que me dio miedo posterior. Aquí vemos a una familia de colonos que viven en el bosque y tienen esa creencia de que sus pecados se anulan por estar resguardados por la protección de Dios. Entre el fanatismo religioso y las discrepancias entre sus miembros, distintas desgracias comienzan a ocurrir. Me gustó porque, como It Follows (2014) y Babadook (2014), se sale del cliché de las películas de miedo  al construir el horror lentamente, casi con un parecido a las historias y leyendas que nos echaban cuando éramos niños para asustarnos. Visualmente es maravillosa y está llena de simbolismos.

Dónde la vi: En salas comerciales

sing_street_poster

19. Sing Street – John Carney (Irlanda)

Durante todo el año hablé de Sing Street y sería incoherente no ponerla en mi top 20. Tiene un humor muy fino, unos diálogos memorables y un elenco que me da ganas de espichar. La película trata cómo unos adolescentes de Dublín se unen para crear una banda, grabar su primer video musical y ser famosos, mientras dos de sus líderes se enamoran y se enfrentan a la idea de estar juntos sin traicionar su sueño. Para mí fue interesante ver la transformación de la banda a medida que exploraron distintos artistas y definieron cuál es su sonido, pues muchos de nosotros hoy somos producto de los descubrimientos que hicimos cuando apenas estábamos creciendo. Ligera, divertida y con un soundtrack para bajarse ya ya ya.

Dónde la vi: En IndieBo (Festival de Cine Independiente de Bogotá). Está disponible en Netflix.

hunt_for_the_wilderpeople_poster

18. Hunt for the Wilderpeople – Taika Waititi (Estados Unidos)

Hunt for the Wilderpeople es la versión en persona de Up (2009): viejito amargado + niño insoportable. Una pareja que vive en el campo adopta a Ricky (Julian Dennison), un niño problema obsesionado con la cultura hip-hop y que ha rotado por varias casas de acogida a causa de su mal comportamiento. Al principio, él sólo quiere escaparse de ahí pero poco a poco le coge cariño a la madre adoptiva, quien le enseña lo que es ser una familia. Todo cambia cuando ella muere y él tendrá que soportar a Hec (Sam Neill), el padre adoptivo con quien apenas se habla. En medio de la intolerancia que se tienen, ambos emprenden una aventura hacia el bosque que los hará conectarse emocionalmente. Una comedia familiar que los hará reír y sentirse bien con ustedes mismos. Los gestos del niño lo son TODO.

Dónde la vi: En el BIFF (Bogota International Film Festival).

knight_of_cups_poster

17. Knight of Cups – Terrence Malick (Estados Unidos)

El cine de Terrence Malick es difícil de ver y Knight of Cups es un ejercicio filosófico sobre el amor y la búsqueda de amor verdadero. Es esa complejidad, marcada por diálogos desgarradores y la hermosa fotografía de Emmanuel Lubezki, la que la ubica en este top 20. Todo lo que él hace me parece sublime y me frita la cabeza. Rick (Christian Bale) es una celebridad de Hollywood adicta al éxito, que es esclavo de una vida vacía. Tiene problemas emocionales tanto con su padre y hermano como con las cinco mujeres que vemos en pantalla, y los embolata con actividades hedonistas.  Sin embargo, quiere encontrar un amor que le dé la paz que necesita y por eso visita a una bruja para que le lea el tarot. Las cartas del Caballero de Copas, la Luna (Imogen Poots), el Ahorcado, el Ermitaño, el Juicio (Cate Blanchett), la Torre, la Alta Sacerdotisa (Teresa Palmer), la Muerte (Natalie Portman) y la Libertad (Isabel Lucas) son la manera en que Malick fragmenta la película y representa un amor que le causó dolor a su protagonista. ¿Habrá una manera no errónea de amar?  Preciosa.

Dónde la vi: En IndieBo (Festival de Cine Independiente de Bogotá). Está disponible en Netflix.

under_the_sun_poster

16. Under The Sun – Vitaly Mansky (Rusia)

Este documental es un intento por cruzar la barrera hermética del régimen de Kim Jong-un y mostrarnos la sociedad de Corea del Norte, un país que se mantiene firme en su resistencia contra el capitalismo, a través de la historia de Lee Zen-mi, una niña de 8 años que vive con sus papás en Pyongyang  y acaba de ingresar a la Unión Infantil. Controlado minuciosamente por oficiales del gobierno, Under The Sun está estructurado con el fin de dejarnos ver sólo lo que ellos aprueban. Textos rimbombantes e idílicos personajes son los que construyen una atmósfera distante de la realidad y que el director ruso Vitaly Mansky interviene al dejar la cámara siempre encendida.Con eso, nos expone que lo que estamos viendo es la propaganda de una dictadura con un estilo que evoca a The Truman Show: toda la felicidad es forzada. Al verlo únicamente pensaba en la sobreutilizada frase “es demasiado”.

Dónde lo vi: En Ambulante Colombia. Está disponible en Netflix.

the_eyes_of_my_mother_poster

15. The Eyes Of My Mother – Nicolas Pesce (Estados Unidos)

The Eyes of My MotherThe Witch (puesto #20) fueron las dos películas de miedo de 2016 que me hicieron agarrarme de la silla como si no hubiera un mañana. Dividida en tres capítulos y filmada en blanco y negro, la ópera prima de Nicolas Pesce combina una estética impecable con la historia de una protagonista tan cruel como demente. Con una cámara que hace sentir al espectador como si fuera un dios que lo ve todo, somos testigos de cómo crece la tímida Francisca en una casa en el campo, después de que sus padres mueran y de que ella embalsame a su papá y lo deje en la tina del baño. Este es un retrato de una mente perturbada que encuentra en la violencia una forma de reconciliación consigo misma y sus más oscuros deseos. Cuando salí de la sala me costó reanimarme.

Dónde la vi: En IndieBo (Festival de Cine Independiente de Bogotá).

swiss_army_man_poster

14. Swiss Army Man – Daniel Kwan, Daniel Scheinert (Estados Unidos)

Swiss Army Man se sale de cualquier tipo de convencionalismos y eso me encanta. Hank (Paul Dano) está subido en una nevera portátil tratando de ajustarse una soga al cuello para acabar con su vida después de haber permanecido mucho tiempo en una isla cuando se encuentra con Manny (Daniel Radcliffe), un cadáver en proceso de descomposición que habla y se tira pedos. Ese es el inicio de una película que nos lleva por un viaje surrealista para enseñarnos sobre nuestra relación con el cuerpo, la muerte, la amistad y el reaprendizaje de la vida. Además, la dirección de arte es extraordinaria y las actuaciones merecen todos los aplausos.

Dónde la vi: En IndieBo (Festival de Cine Independiente de Bogotá). Está disponible en Netflix.

tempestad_poster

13. Tempestad – Tatiana Huezo (México)

Esta producción mexicana ganó recientemente la categoría de mejor documental en los Premios Fénix y a mí me dejó en shock cuando la vi, especialmente por la conexión entre las imágenes y el sonido de la lluvia. Dos relatos de mujeres mexicanas se entrelazan en Tempestad para exponer la corrupción y la complicidad de la policía que ocurre en su país, en medio de la violencia. Tanto Miriam, encarcelada injustamente por el delito de tráfico de personas, como Adela, trabajadora de un circo ambulante que busca a su hija secuestrada, son víctimas del Estado y del crimen organizado. A través de un viaje que cruza México de norte a sur, Miriam y Adela nos hablan del dolor, la pérdida, la resistencia y la pérdida del respeto por los derechos humanos. Un documental poderoso con un clamor muy femenino.

Dónde lo vi: En Ambulante Colombia.

anomalisa_poster

12. Anomalisa – Charlie Kaufman, Duke Johnson (Estados Unidos)

Las películas animadas significan mucho para mí. Anomalisa fue la apuesta de Charlie Kaufman, el mismo detrás de los guiones de Being John Malkovich (1999), Adaptation (2002) y Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004), en el terreno de la animación y, como suele suceder,  anotó doble. Nos dio un guión absolutamente adulto, que nos habla sobre la soledad y la frustración, y una animación en stop motion donde las escenas de sexo son sobresalientes. La película cuenta la crisis de Michael Stone, un orador motivacional con cero motivación, que pasa una noche en un hotel de Cincinnati para dictar un seminario y está rodeado de personas con el mismo rostro (inspirado en el desorden cognitivo conocido como síndrome de Fregoli). Es hasta que se topa con una extraña -Lisa- que su negatividad empieza a transformarse y se asoma un esbozo de felicidad. Inolvidable.

Dónde la vi: En salas comerciales

dr_strange_poster

11. Doctor Strange – Scott Derrickson (Estados Unidos)

Hay películas que uno quiere más porque aunque le vea fallas -como que el villano (Mads Mikkelsen) no se sienta tan malo- se identifica enormemente con las escenas o los personajes y las resignifica. Así me pasó con Doctor Strange. Y eso no quiere decir que yo pueda abrir portales a otras dimensiones, pero sí encontré puntos de encuentro con la transformación del personaje y un proceso que estoy atravesando. El Dr. Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) es un neurocirujano egocéntrico que se daña las manos tras un accidente automovilístico, impidiéndole operar.  En su búsqueda por recuperarlas, termina en el Himalaya entrenando las artes místicas y convirtiéndose en un súperhéroe que, entre otras cosas, puede teletransportarse, manipular el tiempo y volar. Una cámara vertiginosa, una edición rápida, Tilda Swinton ❤ y asombrosos efectos especiales, perfeccionan la experiencia.

Dónde la vi: En salas comerciales

nocturnal_animals_poster

10. Nocturnal Animals – Tom Ford (Estados Unidos)

Que dos películas en las que aparece Amy Adams estén en este conteo no es rosca, ella es deslumbrante. Fui de las que ansié ver Nocturnal Animals y cuando la terminé tenía anudado el estómago. Las personas que estaban detrás mío en el cine hicieron comentarios como “no sé por qué cambiamos de película por esta que es tan mala” “no entendí nada” “¿será que nos perdimos de algo?” y yo estaba ahí con Daniela, mi amiga con la que fui, sobreponiéndonos de la angustia. Tom Ford, el director creativo de marcas de alta costura como Gucci e Yves Saint Laurent, nos da una segunda muestra de lo que puede crear en pantalla. Dos historias – una en el presente, otra literaria ocurriendo en Texas – están unidas por la violencia y la crueldad. La dirección de arte es impecable y la edición lo deja a uno con asfixia. Plus: tiene un inicio de créditos asombroso con mujeres obesas y desnudas agitando pompones en cámara lenta.

Dónde la vi: En salas comerciales

united_states_of_love_poster

9. United States of Love – Tomasz Wasilewski (Polonia)

La ganadora del Oso de Plata al mejor guión de la Berlinale se sitúa en la Polonia de 1990 cuando se sienten aires de libertad en una época post comunista y nos cuenta una historia en la que cuatro mujeres combaten las complicaciones del amor. Agata (Julia Kijowska), Iza (Magdalena Cielecka), Renata (Dorota Kolak) y Marzena (Marta Nieradkiewicz) libran su batalla contra la soledad en un guión brillante que conecta cada escena con la anterior para concluir que el tiempo es circular. Cuando la vi, se me estremeció todo, a pesar de que las demás personas de la sala -incluido mi acompañante- no sabían cómo procesarla. Creo que al verla hay que estar muy atento a la narración pues todo se entrecruza y no es tan evidente. Los tonos pasteles, la fijación por la arquitectura clásica socialista, el guión tan bien escrito y una escena preciosa que involucra pajaritos, la hacen una de mis favoritas del año aunque sea consciente de que es una película fría y distante.

Dónde la vi: En el BIFF (Bogota International Film Festival)

zootopia_poster

8. Zootopia – Byron Howard, Rich Moore (Estados Unidos)

En 2016 Disney nos entregó una película animada con mucho carisma que escondía mensajes políticos en las aventuras de una tierna coneja y nos hablaba del círculo de la discriminación y los estereotipos. Zootopia es una ciudad donde los depredadores y las presas viven juntos en aparente armonía, y a la que llega Judy Hoops, la primera coneja graduada de policía, para luchar por un mundo mejor. Su idealismo quiere ser desbancado desde muy temprano con los comentarios de sus padres, amigos, jefes y un zorro lastimado que termina siendo su compañero de aventuras. Me pareció absolutamente divertida y me flechó con las escenas que rindieron homenaje a Breaking Bad, King Kong y El Padrino.

Dónde la vi: En salas comerciales

mon_roi_poster

7. Mon Roi – Maiwenn (Francia)

Cuando se hace una película enfocada en las relaciones amorosas se puede caer muy bajo porque son muchos los que han llevado a la pantalla sus interpretaciones y definiciones de lo que es el amor. Mon Roi tiene como fortaleza que sus dos protagonistas, Emmanuelle Bercot y Vincent Cassel, llevaron al límite sus personajes y nos entregaron interpretaciones brillantes, que sostienen el guión. Después de un accidente de ski, Tony (Emmanuelle Bercot) ingresa a un centro de recuperación y allí empieza a recordar los detalles de su tormentosa historia de amor con Georgio (Vincent Cassel).  Vemos los comienzos de una relación aparentemente idílica y cómo se va desbaratando al punto de ser algo enfermizo y destructivo. ¿El amor todo lo puede? Una gran reflexión sobre las relaciones de pareja, el amor propio y las ganas de conservar a la familia, mientras se hace una alegoría a la sanación física y emocional.

Dónde la vi: En Festival de Cine Francés

deadpool_poster

6. Deadpool – Tim Miller (Estados Unidos)

La apuesta número 495834953053 de Ryan Reynolds encarnando un superhéroe entra en mi top 20 porque en él recae toda la película y eso es raro en una película de superhéroes donde los efectos especiales eclipsan al actor. Deadpool es como su protagonista: un adulto comportándose cual adolescente morboso e irreverente. Desde la presentación de los créditos se sale del convencionalismo cargo/nombre y juega a elaborar comentarios como que debajo de la palabra director no esté Tim Miller sino la frase “un títere con un sueldo excesivo”. La historia comienza cuando Wade Wilson ya es Deadpool, un mutante con flexibilidad moral escondido en un traje rojo por las alteraciones en la piel que tuvo tras unos experimentos que lo salvaron del cáncer. Él está en medio de su viaje vengativo contra Francis, el villano que lo hizo inmortal y lo separó de su novia, y se está familiarizando con su naturaleza violenta. También tiene el ingrediente House of Cards, y Deadpool le habla al espectador mirando fijamente a la cámara mientras hace chistes autoreferenciales y apuntes aludiendo a la cultura pop. Sólo risas.

Dónde la vi: En salas comerciales

los_nadie_poster

5. Los Nadie – Juan Sebastián Mesa (Colombia)

El 2016 fue un buen año para las películas colombianas. Anna de Jacques Toulemonde, Jericó de Catalina Mesa, Pariente de Iván D. Gaona están entre las que más me gustaron pero Los Nadie, para mí, les dio sopa a seco a las 37 que estuvieron en cartelera. Ya lo había dicho aquí y lo repito: es un bello retrato de Medellín y el movimiento punk. La primera película de Juan Sebastián Mesa toma la frustración de una generación más joven para zambullirnos en las calles que recorren diariamente cinco amigos hastiados de su realidad mientras lidian con la ilusión de un viaje y protegen su frágil universo de la violencia. Son estas vidas anónimas, cubiertas de aretes, tatuajes y dreadlocks, las que intentan ganarse unos pesos en los semáforos y recordarnos que aún en la dificultad siempre queda la esperanza.

Dónde la vi: En salas comerciales

life_animated_poster

4. Life, Animated – Roger Ross Williams (Estados Unidos)

A mí me gusta ver muchísimos documentales y Life, Animated entra en mi top 5 del año porque la historia sí es única y la exprimen de tal forma que la vivimos como si fuera nuestra. Yo lloré ante el asombro y la fragilidad del propio protagonista en cada una de las escenas. Como si pareciera una campaña publicitaria de Disney – y aunque no se trata de eso – Life, Animated revela el poder del cine y su componente terapéutico al contarnos cómo Owen Suskind, diagnosticado con autismo desde los tres años y con problemas para comunicarse, crea su propio lenguaje a partir de ver compulsivamente las películas animadas de Disney. Él despierta de un silencio prolongado cuando empieza a tomar los diálogos de Ariel, Peter Pan, Simba, Mowgli, entre otros, como suyos y a romper todas las barreras de la medicina tradicional. Vemos los desgarradores testimonios de sus padres que nunca se rindieron con él y lo seguimos en su paso a su independencia para darnos cuenta de su valentía pero al mismo tiempo de lo difícil que es cortar el cordón umbilical cuando se es diferente.

Dónde lo vi: En Ambulante Colombia

toni_erdmann_poster

3. Toni Erdmann – Maren Ade (Alemania)

Esta película alemana hizo que cuando yo estaba en la sala de cine pasara de la risa a la incomodidad, de la tensión a la tristeza a un ritmo vertiginoso. Uno no creería que los alemanes pueden ser graciosos pero lo son con esta historia de un padre que quiere reactivar el vínculo con su hija. Winfried es un músico desempleado que se inventa un álter ego, Toni Erdmann, para sacar a Ines, su insoportable hija, de su zona cómoda y hacerla preguntarse qué tan feliz es con la vida que tiene. Con unos colmillos postizos y una peluca negra despelucada Toni Erdmann se transforma en la pesadilla de ella en el ambiente que más le importa: el trabajo. Después de mucho resistirse, Ines pierde la compostura y su rigidez y la vemos en una de las escenas más divertidas de toda la película, un desnudo colectivo de más de 20 minutos. La película es tan impredecible que verla es una delicia.

Dónde la vi: En el BIFF (Bogota International Film Festival)

arrival_poster

2. Arrival – Denis Villeneuve  (Estados Unidos)

De Denis Villeneuve ya había visto Sicario y Prisoners y, aunque me habían gustado, la experiencia que tuve no fue memorable, en parte porque soy una obsesiva y descubro los misterios rapidísimo, cosa que me aburre. Si bien Arrival también me dio pistas para adivinar el final mucho antes, me encantó porque estéticamente es soberbia y el discurso que hay detrás de su historia me puso reflexiva. Es una película de ciencia ficción sobre una invasión alienígena que va más allá de la premisa de “unos extraterrestres llegan a la Tierra”. Creo que tuvo mucho que ver que de alguna extraña manera me sentí identificada con Louise, el personaje de Amy Adams, me gustaron un montón las reflexiones en torno al lenguaje, me flipó la fotografía y que el director tuviera de referente a la artista Louise Bourgeois para crear los extraterrestres. Además, lo que se dice al final sobre si haríamos exactamente lo mismo aún sabiendo que lo que va a pasar en el futuro causará mucho dolor, me llegó directo al corazón.

Dónde la vi: En salas comerciales (casi me la pierdo porque ¡duró poquito en cartelera!)

la_la_land_poster

1. La La Land – Damien Chazelle (Estados Unidos)

Fui con cuatro amigos a verla y desde entonces no he dejado la lora: la amo. Es Hollywood en su esplendor y la versión moderna del musical, enmarcada en los sentimientos de frustración y las relaciones que fracasan pero no por falta de amor. Es consciente de sus clichés y los transmite con elegancia, tiene una pareja protagonista adorada por la cámara – Ryan Gosling y Emma Stone – cuya historia de amor está anclada tanto a la realidad como a la fantasía, el sello de un director que ya nos había enloquecido con Whiplash, una música atesorable, una cierta nostalgia que me volvió mierda y una gran secuencia de apertura en la que un grupo de jóvenes está en un trancón en la autopista que conduce a Los Ángeles y escenifica un número de baile que sólo me dieron ganas de aplaudir. Creo que desde que la vi no he hecho más que escuchar la playlist de la película en Spotify y morirme lentamente cada vez que oigo City of Stars. La La Land es mi película favorita de 2016 porque supo envolverme en una capa mágica donde sentí que todo es posible y me recordó por qué la experiencia en la sala de cine no la cambio por nada. Cualquier persona soñadora (como yo) se va a derretir.

Dónde la vi: En salas comerciales

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Anónimo dice:

    Iba a votar por Arrival pero es que Knight of Cups me volvió mierda. De pronto voto otra vez.

    Bonus: The BFG

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s