¿Qué ver en Netflix? (18-24 septiembre)

1) Knight of Cups
2) Siempreviva
3) 8 Mile

Esta semana me encantó haber visto la película colombiana Los Nadie, de Juan Sebastián Mesa, porque es una prueba de que nuestro cine también tiene narrativas interesantes. Los Nadie entró directamente a mi lista de películas favoritas colombianas y películas favoritas del año. Me gustaría mucho que la vieran. Aquí explico por qué.

De resto, creo que la cartelera de cine está floja y yo estoy babeando es por la nueva edición del Festival de Cine Francés (21 de septiembre – 31 de octubre) y por las películas que se proyectaron en el Festival de Cine de Toronto (Tiff) y que ya agregué a mi watchlist. Por ejemplo, ¿vieron el tráiler de Nocturnal Animals?

Ufffffffffffff. Se supone que en Colombia se estrena el 24 de noviembre.

Por el momento Netflix me está alimentando. No olviden contarme si han visto algo chévere y ¡suscríbanse al blog! Hay un montón de lectores fieles que sé que andan por ahí pero que todavía no se han suscrito. Bacano si lo hacen para que les llegue al correo cada vez que publico algo (tranquilos que no soy spam).

Estos son mis recomendados de Netflix de la semana: 

knight_of_cups_poster

Knight of Cups / película / 2015

A quienes nunca han visto películas de Terrence Malick les advierto que su cine no es para todos pues no se enmarca en la estructura clásica de los tres actos (inicio, nudo, desenlace). Él tiene fama de que cuando estrena una película en festivales la mitad del público de la sala se sale. Y no es que los quiera asustar, ni mucho menos, pero si es desconocido para ustedes quiero que hagan la tarea de desmenuzar lo que les presenta. O lo aman, o lo odian. Yo lo amo pero entiendo que sus películas sean difíciles de ver, así que cuando le den play a Knight of Cups asegúrense de que no tienen sueño ni ganas de ver algo ligero.

No me hubiera enterado de que Knight of Cups estaba disponible en Netflix si no fuera por @sirpizzaalot que me lo comentó cuando publiqué los recomendados del domingo pasado. ¡Graaacias! Yo la quería ver hace rato pero la verdad soy pésima para bajarme películas, prefiero verlas en cine u online. Y como no alcancé a verla en IndieBo, esto fue como un regalo de Netflix para mí.

Knight of Cups es un ejercicio filosófico sobre el amor y la búsqueda de amor verdadero. Rick (Christian Bale) es una celebridad de Hollywood adicta al éxito, que es esclavo de una vida vacía. Tiene problemas emocionales tanto con su padre y hermano como con las cinco mujeres que vemos en pantalla, y los embolata con actividades hedonistas.  Sin embargo, quiere encontrar un amor que le de la paz que necesita y por eso visita a una bruja para que le lea el tarot. Las cartas del Caballero de Copas, la Luna (Imogen Poots), el Ahorcado, el Ermitaño, el Juicio (Cate Blanchett), la Torre, la Alta Sacerdotisa (Teresa Palmer), la Muerte (Natalie Portman) y la Libertad (Isabel Lucas) son la manera en que Malick fragmenta la película y representa un amor que le causó dolor a su protagonista.

¿Habrá una manera no errónea de amar?  

Knight of Cups tiene un aire a La Dolce Vita (1960) y a La Grande Belleza (2013), y la hermosa fotografía de Emmanuel Lubezki. ¡Una joya!

P.D.1: Los diálogos y reflexiones que hacen los personajes de Christian Bale y Cate Blanchett son lo más lindo del mundo 😥

P.D.2: Quiero vivir en el 99% de las casas que se muestran ahí.

Microgestos que harás cuando la veas:

knight_of_cups_gif

siempreviva_poster

Siempreviva / película / 2015 

Cuando fue la Semana del Cine Colombiano les recomendé esta película y ahora que la subieron a Netflix lo vuelvo a hacer por si no se la han visto. Creo que es importante que en este ejercicio que hacemos también veamos lo que se produce en el país.

La desaparecida más célebre de la toma del Palacio de Justicia en 1985, Cristina Guarín, es la inspiración para esta película que habla de la violencia de nuestro país en la cruda cotidianidad de sus habitantes.

La historia ocurre en una casa del centro de Bogotá, donde conviven Lucía (Laura García), quien perderá la casa hipotecada que comparte con sus dos hijos Julieta (Andrea Gómez) y Humberto (Alejandro Aguilar); Don Carlos (Enrique Carriazo), el dueño de la compraventa; Sergio (Andrés Parra), payaso de día, mesero de noche, y su esposa Victoria (Laura Ramos). Julieta, la hija menor, acaba de graduarse como abogada y en la mañana del 6 de noviembre de 1985 sale a su trabajo en el Palacio de Justicia y nunca regresa.

Aunque la película gira alrededor de la toma del Palacio, hay unas subtramas que mantienen la atención. Por ejemplo, Don Carlos esconde la verdad sobre su hijo, quien se encuentra en Estados Unidos por tráfico de drogas, pero él les dice a sus vecinos que está estudiando y que por eso necesita cobrarles. Ese es un tema recurrente de Siempreviva: las apariencias, que son muy difíciles de manejar cuando todos viven bajo el mismo techo.

Me gustó la manera en que el director Klych López expone nuestra idiosincrasia, además del sonido y las actuaciones de Enrique Carriazo y Andrés Parra.

Microgestos que harás cuando la veas:

siempreviva_gif

8_mile_poster

8 Mile / película / 2002 

Antes de contarles sobre la película, les debo dar un contexto de lo que Eminem significó para mí cuando era adolescente. Al crecer en Cali mis influencias musicales estaban marcadas por la tropicalidad y prácticamente mis papás me arrullaban con el Grupo Niche. Sin embargo, aunque el son me corre por las venas, mi interés por otros sonidos estuvo presente desde chiquita y eso hacía que en el colegio yo fuera una de esas que “escuchaba música en inglés” como si fuera un adefesio.

En esa búsqueda inagotable de nombres que sonaban remotamente en emisoras de la ciudad, anoté uno cuando estaba viendo MTV: Eminem. “The Real Slim Shady” hizo que quisiera saber todo sobre él y me volvió fan de sus videos. Me acuerdo que un día tenía que elegir un personaje para una exposición en una clase y lo elegí a él. Lo busqué en Encarta e imprimí todas las letras de las canciones de ese álbum. Desde ese momento (ya había salido el discman) uno de mis planes con algunas amigas del bus del colegio era aprendernos TODA la letra de sus canciones. Y aunque la fiebre por él fue bajando, cuando anunciaron que lanzaría una película sobre los comienzos de su vida pues yo quería verla pero no llegó a la cartelera de cine de Cali (trauma de provincia). Lo que hice fue aprenderme la canción principal de 8 Mile -“Lose Yourself” (ganó Óscar a mejor canción)- toda todita y prometerme que algún día vería la película. Los años pasaron y apenas la vi esta semana.

8 Mile, dirigida por Curtis Hanson (el mismo de L.A. Confidential <3), está inspirada en los comienzos de la carrera de Eminem, cuando vivía en los suburbios de Detroit y quería ganarse el respeto de los raperos negros. Aquí su personaje se llama Jimmy Smith Jr., alias “Rabbit”, a quien la vida lo ha tratado tan mal que la música es su único aliciente. Lo conocemos nervioso, vomitándose encima por el pavor que tiene de salir a una batalla de rap, con una novia que lo amenaza con estar embarazada y la presión de tener que volver a vivir con su mamá alcohólica (Kim Basinger). La película es el tránsito de un joven débil y matoneado a un adulto seguro que luchará por lo que más le gusta hacer: rapear.

Microgestos que harás cuando la veas:

8_mile_gif

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Lrmckn dice:

    Hola, muy chévere estas recomendaciones. Yo no tengo acceso a Netflix, un poco por convicción, es decir, para forzarme a consumir otro tipo de cine local, apoyar lo de acá, asistir a los festivales, etc. pero también porque se me complica ese gasto mensual (a duras penas alcanzo a cubrir el internet que necesito para mi trabajo). Sin embargo, comparto contigo la historia del gusto por 8mile y Eminem. Fuí la misma niña rara/adefesio/ñoña-callada que escuchaba música en inglés (y eso que fuí a colegio bilingüe, pero como que en esos contextos de aprendizaje es común el odio a lo de afuera, no sé… estoy teniendo un dejavú en este momento).
    El caso es que yo me aprendí también de memoria todas las canciones de Eminem del disco de The Eminem Show (la versión explícita) y después del Encore (también explícito), que pude comprarlo con los ahorros de la semana en tango discos, porque odiaba comprar en la tienda del colegio (mucha fila y mucho bullying a la salida de la fila). Por lo tanto mis canciónes favoritas son unas que hablan sobre esas situaciones difíciles que Marshall Mathers se ha tomado el denso trabajo de retratar tanto en sus discos, como en ese personaje de 8mile (fueron las que mejor me aprendí con mi discman que hice durar hasta la universidad y que tengo pendiente cantar en público o karaoke, por hacer el ridículo y por desahogo sano para el cuerpo): Puke, Mockingbird, My Dad’s Gone Crazy y Square Dance

    Le gusta a 1 persona

    1. lorenamafi dice:

      Qué lindo lo que cuentas y que justamente tengamos una anécdota parecida. A mí me parece muy chévere todo lo que Eminem hizo desarrollando un álter ego y dándole una voz. Y My Dad’s Gone Crazy es divina.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s