¿Qué ver en Netflix? (26 junio – 2 julio)

1) Güeros
2) Jessica Jones
3) The Intouchables

Hoy es la final de la Copa América (Chile vs. Argentina) y el final de temporada de Game of Thrones, y claramente me estoy infartando por lo segundo. El capítulo pasado, en el que se enfrentaba Jon Snow contra Ramsay Bolton, fue una sumatoria de emociones tan aberrante que tengo las expectativas muy altas para esta noche.

Algo de lo que no había podido hablar aquí es de las revelaciones de Netflix acerca de los hábitos de consumo de sus usuarios. Aunque la plataforma de streaming siempre ha sido celosa con sus cifras, este mes publicó un estudio donde analizó los patrones de consumo de televisión en una muestra de 100 series en 190 países y diferenció las series que se consumen muy rápido (en maratones, lo que en inglés se conoce como binge-watching) de las que se consumen esporádicamente. La media de consumo en una sentada de un suscriptor de Netflix es de 2 horas y 10 minutos.

Según el estudio, el listado lo lideran los thrillers (Breaking Bad, Sons of Anarchy, The Fall, The Killing, Bates Motel, The Following, Prison Break); seguidos de las series de terror (The Walking Dead, Scream, Penny Dreadful, American Horror Story, Hemlock Grove); las de ciencia ficción (Sense8, Orphan Black); las de aventuras (Marco Polo, Vikings) y las comedias dramáticas (Nurse Jackie, Grace & Frankie, Orange Is The New Black).

Más abajo están situados los dramas sobre crímenes (Bloodline, Better Call Saul, Fargo); las series de superhéroes (Daredevil, Jessica Jones); los dramas de época (Mad Men, The Americans, Narcos); los dramas políticos (House of Cards, Homeland) y las comedias irreverentes (Bojack Horseman, Unbreakable Kimmy Schmidt).

Obviamente mi voto no contó en ese estudio porque yo todo lo consumo en maratones 🙂

consumo_NetflixTambién les quería contar que ya casito es IndieBo, el Festival de Cine Independiente de Bogotá, y que el miércoles pasado se dieron a conocer las películas de la selección oficial. Para alguien que le gusta tanto el cine, como a mí, es muy chévere saber que Bogotá, la ciudad en la que vivo, tiene un festival que trae lo mejor del cine independiente. Más de 100 películas, premiadas en Cannes, Sundance, Tribeca, Nueva York, Berlinale y SXSW. Sólo estrenos latinoamericanos. Los quiero ver del 14 al 24 de julio haciéndome barra y yendo a las películas. Muchas de ellas no llegarán a cartelera colombiana.

Mis recomendados de esta semana son:

gueros_poster

Güeros / película / 2014

Si no escucharon nada sobre esta película el año pasado, ¿dónde estuvieron metidos? Esta joya del cine mexicano es la primera película de Alonso Ruizpalacios y es el ejemplo de cómo hacer una buena historia sobre el espíritu errante de los jóvenes.

Sólo un puñado de personas pudieron verla en Colombia en IndieBo y en Cine Tonalá después de un exitoso tour por festivales como Berlinale, San Sebastián, Tribeca, La Habana y Jerusalén. Ahora, Netflix la acaba de subir para que todos veamos la que la crítica considera la mejor película de 2014.

Filmada en blanco y negro, esta road movie nos recuerda que el aburrimiento también hace parte de la educación emocional. La historia comienza con Tomás (Sebastián Aguirre), un adolescente travieso al que su mamá manda a Ciudad de México para que pase una temporada con su hermano, Federico, conocido como Sombra (Tenoch Huerta). Ambos emprenden un viaje por carretera con otros dos amigos, Ana (Ilse Salas) y Santos (Leonardo Ortizgris), para sacudirse el tedio impuesto por la huelga de la Universidad Nacional de México (UNAM) y poder buscar a Epigmenio Cruz, uno de sus ídolos de infancia.

A mí me pareció que Güeros es una obra maestra y aplaudo muchísimo el hecho de que sea una ópera prima. No sólo cada encuadre es bellísimo y el sonido está delicadamente cuidado sino que captura la ansiedad que provoca el no hacer nada, las ilusiones, las contradicciones y las preguntas que uno tiene cuando es joven.

* Recuerden: Güero es como se les llama a los de piel blanca en México.

Microgestos que harás cuando la veas:

gueros_gif

jessica_jones_posterJessica Jones / serie / 1 temporada 

Después de haberme reído con Deadpool, decidí que le daría una oportunidad a las series de Marvel que están en Netflix y que explican mucho más ese universo y sus personajes. No soy ni experta ni fanática de los cómics pero sí una nueva seguidora de Jessica Jones (Krysten Ritter, la novia de Jesse Pinkman en Breaking Bad), luego de verme la primera temporada. Y lo que dicen es cierto: ¡es una serie muy buena!

Jessica Jones es una superheroína retirada que trata de reconstruir su vida como detective privada en Nueva York. Me gusta que sea fuerte y que no intente conseguir la información que necesita con tacones o vestidos cortos. Ella es maleducada, solitaria, vulnerable, alcohólica, odia sus poderes y sufre de trastorno de estrés postraumático. No es una heroína tradicional. No quiere salvar a nadie. Su encanto es ese, es tan humana como cualquiera de nosotros y lidia con sus traumas día a día. Su enemigo, Kilgrave (David Tennat), quien hace parte de su pasado y controla la mente de los demás, vuelve para permanecer en su presente y provocarla. Como antagonista es tan importante como el personaje principal y se mantiene a la altura. Y da muchoooooooooo miedo.

La música que ambienta el universo de Jessica Jones, incluida la canción de la serie, le da ese tono sombrío que también tienen el ritmo, los diálogos y los personajes. Cuando arranca, no lo sabemos todo. De hecho, vamos conociendo detalles sueltos a lo largo de los episodios, manteniéndose el suspenso toda la temporada y haciéndola más perturbadora y violenta. Yo estoy enganchada.

* La relación entre Jessica y Kilgrave es una metáfora a las relaciones de abuso y el miedo de las mujeres de sentirse indefensas ante un hombre con poder, que justifica sus agresiones por estar enamorado. Es una serie bien feminista gracias al trabajo de Melissa Rosenberg, la guionista. ¡Bravo!

Microgestos que harás cuando la veas:

jessica_jones_gif

intouchables_poster

The Intouchables / película / 2011

Esta película francesa, dirigida por Olivier Nakache y Éric Toledano, es sobre la amistad entre dos hombres muy distintos. Phillipe (François Cluzet), un tetrapléjico millonario poco espontáneo, necesita un ayudante personal, y Driss (Omar Sy), un senegalés de bajos recursos y con antecedentes penales, aparece para cuidarlo. Al principio, la relación es tensa y complicada pero poco a poco aprenden a reírse, uno del otro, en medio de la adversidad.

Quienes quieran reírse y conmoverse al tiempo, tienen que ver The Intouchables apenas puedan. Los va a hacer sentir bien. Claro, hay una fórmula que ya hemos visto en películas anteriores, sin embargo, funciona. Las actuaciones son muy conmovedoras y a uno le dan ganas de llorar cada 0.3 segundos. Ambos actores lo dan todo en las escenas y llevan a sus personajes hacia lo más íntimo; nosotros como público los conocemos, los queremos, los sentimos nuestros.

Ambientada en París y basada en una historia de la vida real, The Intouchables logra hacernos reír en un contexto marcado por la enfermedad. El dinamismo de los planos y la música enriquecen el humor negro que invade la película y, en medio de esto, somos testigos del crecimiento de dos personajes que encuentran su punto común.

Un fenómeno taquillero que arruga el corazón.

Microgestos que harás cuando la veas:

the_intouchables_gif

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s