¿Qué ver en Netflix? (22 -28 mayo)

1) Manos Sucias
2) Ha vuelto
3) The True Cost

///
Por un segundo pensé que les iba a quedar mal con los recomendados de esta semana por tanto trabajo que tengo -acicalar al gato también quita tiempo- pero mientras haya qué recomendar, no esté en festival de cine ni enferma o de viaje, estaré con ustedes los domingos a las 8:00 p.m. tratando de convencerlos de que vean mis recomendados, los comenten y me cuenten qué les parecen.

Por cierto, vi en cine Youth y Taxi Teherán. ¿Las vieron? ¿Les gustaron?

¿Anotaron las películas que compitieron en Cannes? Tengan muy en cuenta las nominadas de la selección oficial y las de la categoría Un Certain Regard para ponerlas en su watchlist. Las ganadoras de este año fueron estas. ¡Las quiero ver ya! Crucemos los dedos para que lleguen a nuestras carteleras o las encontremos fácil online.

Hoy les traigo tres joyas para ver en la semana:

manos_sucias_poster

Manos Sucias / película / 2014

Cuando vi Manos Sucias hace dos años en el FICCI me estremeció. Había visto buenas películas en el festival pero ésta era una de mis favoritas, así que entrevisté al director, Josef Wladyka: un gringo discípulo de Spike Lee que quedó enamorado de Buenaventura. “Durante siete años viajé entre Nueva York y Buenaventura. Gasté siete meses haciendo la investigación para la película. Con la ayuda de mi amiga colombiana Kelly Morales pude viajar a Buenaventura y Tumaco para recoger historias de la gente y entenderlas. Entre más escribía en mis diarios más me daba cuenta que había una historia para contar. La primera vez que viajé a Buenaventura estuve expuesto a un mundo que jamás había sido representado antes. Era rico en cultura y en comunidad pero estaba plagado de asuntos muy profundos como el tráfico de drogas.  Mi equipo y yo queríamos darle voz a las personas atrapadas en esta vida”, me dijo.

Casualmente vi la categoría de añadidos recientemente de Netflix y pasando una por una noté que Manos Sucias estaba. Corrí a desempolvar la entrevista y a escribirles a ustedes acá para que se animaran a ver esta historia de dos pescadores jóvenes que están atrapados en el negocio de la cocaína porque es la única manera de sobrevivir en un ambiente olvidado por el gobierno. Por eso el guión se construyó a partir de los testimonios que el director recogió sobre los distintos tipos de trabajo que hay en el océano. Él quería que fuera algo más que el tráfico de drogas, que fuera sobre la hermandad y lo agreste del terreno. De hecho, el torpedo que tiran los protagonistas es una metáfora de todos los problemas que existen en esa zona.

Hoy todavía me causa gran curiosidad que un tipo como Josef Wladyka, con un español de 20 palabras, haya sido capaz de retratar de esa manera tan emotiva y tan real un universo que es mucho más cercano a un cineasta colombiano. Puso la alegría, el dolor, la música, el baile, el mar, el miedo, el humor, como si lo conociera de siempre. Hermosa y honesta.

Lean las 5 razones para ver Manos Sucias que escribí en Vive.in cuando se lanzaba la película.

Microgestos que harás cuando la veas:

manos_sucias_gif

he_vuelto_poster

Ha vuelto / película / 2015

Er ist wieder da o, como le llamaron en español, Ha vuelto, fue sugerencia de Alejandra Aljure y la puse sin ninguna expectativa. Es tremenda. Hitler, interpretado maravillosamente por Oliver Masucci, regresa después de 70 años a Alemania y tiene que sortear los retos del presente: la televisión, el computador, Internet, los smartphones, las selfies y Youtube. Ya no hay un ministro de propaganda sino rating y redes sociales. Si ya de por sí desprenderse de su uniforme le queda difícil, mimetizarse en una sociedad distinta a la que él recuerda resultará tan absurdo que terminará por convertirse en un reconocido comediante y líder de masas, sin la ayuda de Joseph Goebbels.

Esta película, basada en el libro homónimo del periodista Timur Vermes y dirigida por David Wnendt, es un cague de risa. Los alemanes han empezado a reírse del führer para exorcizar al siniestro personaje y su pasado más traumático, y se están creando otras miradas sobre el Holocausto que incluyen la comedia. Sin embargo, está tan bien construida que cuando uno está en la mitad de la carcajada reflexiona sobre el por qué de la risa, ya que de lo que hablan tiene poca gracia.

Wnendt contó que sus productores lo obligaron a encontrar más reacciones desfavorables sobre Hitler pero por más que lo intentó sólo dos testimonios lo fueron de las 300 horas de grabación. Creo que la película es una alarma para exponer lo frágil de las democracias y cómo un personaje como Hitler puede colarse de nuevo en las ideologías actuales entendiendo cómo funcionan los nuevos canales de comunicación para ganar adeptos.

Lo cierto es que como película entretiene mucho. Ha vuelto combina la ficción con apartes tipo documental que enriquecen la historia y que muestran reacciones reales de los alemanes frente a la política y a la situación de los inmigrantes. Es muy loco pensar que por semanas esta película encabezó las listas en Alemania, muy por encima de Inside Out, la taquillera de Pixar. ¿Los alemanes estarán listos para mofarse del führer? ¿O estarán listos para reconocer estas opiniones extremistas siguen siendo parte de la clase media?

Les gustará si les gustó Borat.

Microgestos que harás cuando la veas:

ha_vuelto_gif

the_true_cost_poster

The True Cost / documental / 2015 

¿Hace cuánto compraron ropa en Forever 21, Zara, Bershka, Stradivarius, Mango, o cualquiera de esas tiendas que nos hace creer que somos millonarios y que podemos comprarlo todo? Yo lo hice hace alrededor de cinco meses porque estoy tratando de comprar local, aunque sea más costoso. Después de ver este documental voy a seguir en esa tarea. Si continuamos financiando las grandes marcas de fast-fashion estamos apoyando que una persona gane dos dólares al día, seis mil pesos por su trabajo, y que sea esclava de una fábrica. Terrible ¿no?

Es cierto que cada vez que veo un documental quedo pasmada y que cada que lo hago también me pregunto cómo luchar contra un sistema que está tan bien armado que todos, usted y yo incluidos, estamos inmersos en el juego. En The True Cost el documentalista Andrew Morgan descompone la cadena del fast-fashion para contarnos cómo la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo y la que ha provocado que miles de personas de Bangladesh vivan en condiciones inauditas. Lo triste es que mientras en Bangladesh se derrumba sobre sus empleados una fábrica textil que produce cientos de marcas occidentales, la industria se beneficia el doble.

Estos ritmos del consumismo han hecho que los procesos naturales de insumos como el algodón se vean alterados y que empresas como Monsanto hayan sacado su tajada. La mano de obra y los agricultores son los que más han sufrido las consecuencias de la moda fácil, desechable. Hasta hace unos años la gente se limitaba a las colecciones según la temporada (primavera-verano / otoño-invierno) pero ahora hay novedades todas las semanas y promociones todos los meses. Se está forzando la cadena. Nada más piensen en Black Friday y los montones de estadounidenses que madrugan para comprar ropa que no necesitan.

Les pregunto: ¿saben de dónde viene su ropa? De ahora en adelante tratemos de averiguarlo. Apoyemos el comercio justo. La única forma de no sentirse mal viendo este documental es estando desnudo. 

Microgestos que harás cuando la veas:

the_true_cost_gif

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s