¿Qué ver en Netflix? (17 – 23 abril)

1) The Hunting Ground
2) Shame
3) Thelma & Louise

///

Ya es domingo otra vez y aquí estoy, como todos los domingos a las 8:00 p.m., con las ganas de contarles sobre mis recomendados de Netflix. Esta semana fue Eurocine en Bogotá, las funciones de Todo comenzó por el fin de Luis Ospina y el pre-lanzamiento de Game of Thrones HBO + DirectTV, entonces vi películas y series hasta que me sangraron los ojos.

Una amiga me preguntaba que por qué no publicaba las entradas de Netflix los viernes en la tarde y la verdad lo que quiero es que tengan toda la semana para verlas cuando quieran. ¿Qué piensan ustedes? ¿Cuál fue su favorita de la semana pasada?

Recuerden que me pueden enviar sugerencias para que yo vea a lorenamachadofiorillo@gmail.com o contarme qué es lo más chévere que han visto en Netflix o mandarme gifs o saludarme.

Estas son mis propuestas de la semana:

the_hunting_ground_poster

The Hunting Ground / documental / 2015

Uno de los miedos más grandes que tenemos las mujeres es a ser violadas. Ya de por sí la palabra violación se siente tan honda como abominable y sentirnos expuestas es un peso con el que cargamos cuando atravesamos un callejón oscuro, cuando tenemos mini falda o escote, cuando un desconocido se nos acerca, cuando vamos por ahí, siendo lo que somos: mujeres. Esa paranoia de que los hombres se crean nuestros dueños nos limita, nos frena, nos atemoriza y nos atraviesa.

Este documental, dirigido por Kirby Dick y ganador del Oscar a mejor canción por Till it happens to you de Lady Gaga, es una patada al estómago. Cientos de patadas. Arranca presentando a varias adolescentes que se graban con web cam cuando reciben la carta de aceptación de la universidad con la que tanto han soñado y rápidamente desbarata esa ilusión primeriza con testimonios de quienes entraron a las mejores universidades de Estados Unidos (incluidas Harvard, Yale y Berkeley) diciendo que fueron violadas en el campus.

16% de las universitarias son agredidas sexualmente en los campus de Estados Unidos. En 2012, 45% de las universidades reportaron 0 asaltos sexuales.

Sin embargo, The Hunting Ground no se queda ahí, en el cómo, sino que su valor más grande es seguir el desarrollo de esas historias que recurrieron a la denuncia y que no recibieron el apoyo de sus universidades, y contar cómo muchas jóvenes universitarias se están uniendo para que no queden impunes. The Hunting Ground revela de qué manera las universidades ven las violaciones como un problema de relaciones públicas. ¡UN PROBLEMA DE PR! Y tratan de esconder esos casos para evitar que otros estudiantes se abstengan de inscribirse y pierdan sus ingresos anuales. Una mafia que involucra a profesores, egresados, deportistas y fraternidades. Una mafia con efecto silenciador.

Al verlo, me dio indignación, la misma que siento cada vez que leo y escucho sobre estos temas y que se ubica en mi plexo solar como un puño incisivo. Si ya es difícil para muchas hacer su caso público, es más triste aún que cuando se decide denunciar lo primero que la víctima oiga sea ¿cómo ibas vestida? ¿cuánto habías tomado? ¿por qué no dijiste no? o, como un administrador le dijo a una de ellas, “la violación es como un partido de fútbol. Si miras el juego, ¿qué hubieras hecho diferente?”.

Duele, duele mucho pero véanlo.

P.D.: Lean mi entrevista a Laura Bates y la entrada sobre mis vecinos.

Microgestos que harás cuando lo veas: 

the_hunting_ground_gif

shame_poster

Shame / película / 2011

Aquí el personaje de Michael Fassbender se masturba recién se levanta, cuando se ducha, cuando está en una reunión de su oficina en la que está desconcentrado y se escapa al baño. Lo hace todo en una misma mañana. Llega al clímax solo o con prostitutas, nunca con quien de verdad le gusta. No piensa en nada más. El sexo es su cruz.

Shame nos habla de cuando el placer se vuelve una necesidad descontrolada. No sólo desde esa vida de un soltero de Nueva York adicto al sexo sino también desde el espejo de su hermana, quien es adicta a la atención de los demás, a ser amada. Lo que podría ser una película que rayara con lo obvio, lo burdo y lo grotesco, se convierte en una obra magistral con largas secuencias dirigida por Steve McQueen

Lo más interesante es que mientras en la pantalla vemos desnudos y orgías, las actuaciones de Fassbender y Carey Mulligan nos revelan la miseria de sus personajes. El director no explica por qué son así (y no debería) ni cómo eran antes (aplaudo que no haya flashbacks). Se limita a mostrarnos su declive, a ese momento que todos hemos tenido de abrumo y queremos salir corriendo y que no haya más, que el cerebro pare.

Cuando estoy con amigos a veces pienso cómo seríamos si nos grabaran todo el tiempo sin que nosotros supiéramos y luego nos mostraran esa grabación. No en una especie de reality sino más bien tipo La Ventana Indiscreta, que alguien más nos observara desde muy cerca pero sin entrometerse, sin editarnos. Creo que Shame es justo eso, colarse en la vida del otro no para saberlo absolutamente todo de él sino para repasar esos momentos muertos en los que nos desprendemos de lo que proyectamos y sufrimos con nuestros monstruos.

Microgestos que harás cuando la veas:

shame_gif

 

thelma_and_louise_poster

Thelma & Louise / película / 1991 

Como todo lo que sé se lo debo a los noventa, este blog no puede escaparse de la década que me hizo quién soy. Thelma & Louise es mi película favorita sobre la amistad entre mujeres. La repetí hace poco y me sigue pareciendo una canción de las Spice: girl power.

Dirigida por Ridley Scott, la película quiso sentar un precedente respecto al papel de las mujeres en una industria sexista como lo es Hollywood y aunque el camino ha sido engorroso (sólo el 23% de largometrajes estrenados en Estados Unidos en 2014 fueron protagonizados por una mujer y apenas el 5% de los directores de cine son mujeres) trató de establecer que llevarlas a la pantalla podría ser un éxito rotundo y podría poner a los hombres incómodos. El pintalabios rojo se volvería una declaración de libertad.

Esta road movie cuenta el viaje de dos amigas con historias amorosas complicadas que se embarcan en una aventura de fin de semana lejos de todos y lo que idealmente fuese concebido como un espacio tranquilo para estar juntas termina en una persecución policial. No pienso dañárselas si no se la han visto, lo que me gustaría decirles es que creo que retrata la amistad femenina tal como Elena Ferrante lo plasma en sus libros desde hace ya varios años.

Pienso que pocas veces las mujeres hemos tenido la suerte de que alguien esboce nuestro comportamiento sin tantos adornos y fantasías eternas sobre lo que somos con nuestras amigas y lo que podemos ser cuando compartimos un mismo deseo. Thelma & Louise lo hace, las junta para enfrentarse a ese mundo que no las comprende con sus inseguridades, miedos y demonios, y las transforma para que descubran lo mejor de ellas mismas.

Yo quiero una amistad como la de Thelma y Louise. 

P.D.: Thelma & Louise celebró esta semana 25 años de su estreno y las protagonistas, Susan Sarandon y Geena Davis, recrearon varias de las escenas para la revista Harper’s Bazaar.

Esta fue una de ellas: ¡Una selfie!

thelma_and_louise_1991

Microgestos que harás cuando la veas:

thelma_and_louis_gif

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s